?

Log in

Difícil

Porque no olvido sus azules
prefiero mirar lo verde
que me calma lo rebelde
y no me lanzo a sus mieles.

Porque le temo a esa peca
procuro salir temprano
meditar de este verano
y ocultarme de su boca.

Porque llegará la noche
y volveré a desear
lo que no debo probar
al igual que antes de anoche.

Porque ya no sé que hacer
si bajar o abandonar
si beber y no pensar
o claudicar y tener.

Ya sólo  quiero su ser
su latir y mi sentir
su vivir y mi morir
si yo no lo vuelvo a ver.

Volveré una tarde más
y hablaré sin decir
y callaré por mentir
que tú no sepas jamás.

Como tú eres mi imposible
lo que no permite ley
aunque seas tú mi rey
mi baluarte increíble.

Porque tú me vuelves loco,
que ya estoy roto por dentro
que todo tú eres mi centro
y me iré, … poquito a poco

 

Carretera

El tiempo pasa muy lento
mi dolor va en aumento
sólo pienso en el momento
En que quebraste en lamento

Tal vez fue la sociedad
Lo que pesó en mi actuar
quizás no fue lo normal

pero ahora sé mi verdad

Aquella que me enseñaste
Aquella que no quise ver
Lo que late aquí en mi pecho
lo que sufro sin tu lecho

Ahora ya rezo a tu Dios
no sé ni donde llorar
maldigo el que fue mi adiós
sólo me queda penar

Por aquel que fue mi error
que fue dejarte marchar
y no saberte parar
Si sólo sentía…. amor


 

besos

esta canción siempre me gustó....
http://youtu.be/xgZmvTby_8A

Tags:

Lamentos

Cuando miro y no te encuentro, mi cuerpo no sustento

Sólo pienso, sólo siento, desde  angustia  hasta lamento

Rememoro, entre espirales del pasado, del presente

Entre segundos, minutos, horas que se hacen vigentes

 

Por la nada en la que nado, por la ciénaga y en el vado

Por los sonidos que no oigo, por las palabras que mudo

Por ilusiones sabidas, por alegrías huidas, por el frío contenido

 

Cuando vuelo y me enarbolo, vierto llanto y alborozo

Sólo espero, sólo duermo, desde el verde del cerezo

Rememoro, entre visiones de rubores y mil cielos

Entre sábanas me mezo, con las mantas te entremezclo

 

Por el mundo en el que sueño, por el texto y por tu verso

Por suspiros escondidos, por las letras que me ocultan

Por activa y por pasiva, … por tu vida y por la mía…

 

 

 

 

Déjame

Déjame meterme por tu lecho

dormirte entre mis brazos

contemplarte en el silencio

tocarte sin respuesta

 

Déjame en mi mundo no invadido

explicarte sin tu habla

gemir sin preocuparte

tocarte sin respuesta

 

Déjame sentir nuestro pasado

dudar nuestro mañana

llorar sin contenerme

tocarte sin respuesta

 

Déjame partir sin despertarte

desaparecer sin tu dolor

déjame solo con mi adiós

 

 

Pero ahora, déjame tocarte y, … no respondas.

Joan B. Humet

Tags:

Desayuno para dos

Jack continuaba con sus costumbres matutinas, aunque éstas eran cada vez más placenteras. El pijama había dado paso al boxer, el boxer…fue dando paso a la más absoluta desnudez. Pero eso si, ella …le daba calor, le ocultaba en cierta forma, sentía su contacto como lo más divino, suave, aterciopelado,…¿Cuánto tiempo habrían pasado juntos en esas mañanas?, ¿y al lado de esa ventana contemplando las montañas, el ir y venir de las gentes, leyendo el periódico, o al menos los titulares, penetrando en ese liquido oscuro y humeante????

Uffffffffffff, sólo él y ella  lo sabían. Jack y su fiel, … manta.

 

Hoy sería distinto, hacía ya varios desayunos que era distinto, algo imperceptible había cambiado.

El cielo era más azul, la temperatura, interna y externa, había subido, más personal por el rancho, noticias  más agradables, el café…despedía un aroma especial.

Jack situó a su fiel compañera, a esa su manta, relegada a  una silla. Hoy no la necesitaría. Tal vez ese textil había ido engrosando su conocida progresión…

Su erección era libre, aquello hermoso estaba allí saludando como cada mañana, esperando sus caricias, pero ahora vivía la luz, así estaba mejor. Hoy sería distinto

 

En un instante, un ruido a sus pies llamó su atención. Se despejó sus marañas, sus azules también fueron libres, hoy no leería más.

Sonrió, …allí, sujetando sus rodillas, él, Ennis…ese, su nueva calidez, él se enfrentó tímidamente a sus ojos.

Había sido reclamado, solicitado en muchos desayunos. Hoy estaría allí, con Jack, juntos…sólo que Ennis, rubio  y ensortijado, tenía algo más que textil. Mucho más, sólo que él no necesitaría ni taza ni silla, sólo a él, …sólo a Jack.

 

Bajó sus oscuros ojos, buscó su particular desayuno, su cuerpo caliente, su boca se deshacía.

 

Jack desde arriba, siguió mirando, en cierta forma, …lo esperaba. Abrió sus piernas, …

 

- …

-         Me invitas?

 

Ennis se arrodillo aún vestido, no podía esperar.

Su lengua ávida relamió la punta, esa humedad inicial. Separó un rizo de su frente  con una mano, situó la otra en esas partes. Le volvió a mirar. Separó un momento sus labios de esa belleza erecta.

 

- Sigue con tu café, Jack …por favor.

 

-…

 

Los ojos azules sonrieron, iba a ser difícil

 

Ennis continuó feliz, su garganta se abrió al máximo, relamiendo, succionando, tomando posesión de cualquier centímetro de esa piel, examinando esas venas, haciéndolo suyo.

Su boca subía y bajaba con un cierto ritmo, …ya no funcionaba sola, aquello tenía su propia música.

Allí en ese suelo,…semi desnudo en su torpeza. La humedad se había trasladado también a su propia zona. Se tocó como pudo.

Jack, casi sujeto a la mesa, continuaba su desayuno, … sólo que esa hirviente taza temblaba  en sus manos derramando gotas oscuras.

 

- Dios!!!!! Ayyyyyyyy,ahhhhhhhhhhhhh!!!!!!

 

Ennis más abajo, continuaba con el suyo, nervioso y tranquilo a la vez, aturdido y ansioso.

Excitado y sediento.

Sus manos abandonaron por un momento sus quehaceres, rápidamente acabó con sus vaqueros, ..hoy tampoco llevaba más .

Un espasmo le devolvió a la realidad…su boca se llenó de blanco, camino de su garganta, saboreó los restos en sus dedos, en la comisura de sus labios. Alguna gota se perdió entre su torso, …ya se encargaría Jack.

Su desayuno….

Arriba el ruido de una taza al caer.

Sus sonrisas se miraron…?¿y ahora?

..

Tags:

Se fue

Se fue, ..

Los visillos de mi ventana miraban igual, la luz de la calle apenas cambió, esa pila de postales, mi sombrero en soledad, aquel liquido elemento que ahora necesitaba más que nunca para mi garganta angustiada.

Se fue...

Ya sólo me quedó su recuerdo, su piel, su aroma, sus risas, y aquellos azules ojos que me acompañarían siempre.

Se fue, ...

Salvo mi cuerpo aún caliente, aun húmedo de él, todo mi ser era él, ...sólo la humedad en mis mejilas me pertenecía.
Ya solo eso.

Se fue...

Después de tanto tiempo, ... me había quedado tan poco, me había quedado tanto.
Sus cartas  me miraban desde esa esquina, casi se diría que se burlaban de mí.
Esta vez no deseé releerlas, sé que él tampoco estaría.
 
Continué tumbado, cerré los ojos, quería seguir viendolo,...
Continué apretado, cerré mis puños, quería segir sujetandolo,...
Continué abierto, cerré sus fluidos, quería seguir sintiendolo,...
Continué abatido, cerré mi risa, quería seguir llorandolo...


 
Bajó la luz, entró la noche, bajé la guardia.
Morfeo acudió en mi ayuda, le soñé....como tantas veces.
Era lo único que me quedaba.
 
Noté un ruido, no importaba, ...sólo volaba.
Noté unos pasos, no importaban, ...sólo soñaba.
 
Sentí de nuevo sus labios,  volví a temblar.
No abrí los ojos, no más.

Él se encargó de hacerlo...
------------------------------------------------

No resulta facil

lalalala...

hoy toca música.
Un gran poeta...José L. Perales
http://youtu.be/S9HT1kp1x9k

Tags:

Depresión

La cena continuaba alegremente,  sólo que Ennis, ya no sabía donde mirar.

Sus ojos  no salían de su  plato, pugnaba por contener sus lágrimas, …¿por qué?, ¿por qué el resto del mundo parecía feliz y él no podía participar?...sus manos paralizadas en los cubiertos, su garganta seca, sus piernas imperceptiblemente empezaron a temblar.

Últimamente intentaba controlar esos momentos de desolación, ahora eran más prolongados, si ni siquiera podía con ellos, sólo disimular ante Jack.

Él pensaría…y no era eso, ni el propio Ennis tenía claro que le pasaba…sólo que su cuerpo necesitaba soledad, sólo que sus lagrimas necesitaban intimidad.

 

Pensó en huir, pero no podía menearse.

Pensó, pensó…

 

Entre el ajetreo y los ruidos de la cena, una voz le llamó la atención

 

- Ennis, …Ennis, ¿qué pasa?

 

Era Jack, no era tonto, hacía ya días que no le quitaba el ojo de encima: de su ropa, de sus gestos, de sus cabellos, de sus silencios…

 

-        

-         Ennis, ….

-        

 

La algarabía de la fiesta pareció remitir de inmediato.

El temblor de sus piernas subió hasta trasladarse a sus manos, los cubiertos no tenían sentido de ser…una lágrima  escapó a su control.

Sacando fuerzas de flaqueza, Ennis se levantó precipitado de la mesa, …tenía que huir, buscar su refugio, allí donde ocultarse del mundo…allí donde encontrarse en soledad.

 

-         Voy, ..al baño…

 

Sus piernas inseguras, iniciaron tropezando el abandono del salón, él no pudo ver las caras a su alrededor, sus lágrimas le anegaban.

 

Jack le siguió detrás. Apenas hablaba, casi imploraba…

 

-Ennis…

 

-Me tengo que ir…me tengo que ir

 

Abrió la puerta de atrás, hoy no habría refugio en el cuarto de baño, sólo la soledad de la noche, donde perderse, donde gritar al mundo, donde intentar  …donde finalizar en paz.